martes, octubre 08, 2013

El sistema gasista español, la siguiente burbuja a explotar

La burbuja de la generación mediante ciclos combinados es el nexo de unión entre el sistema eléctrico y el gasista, pero, por desgracia, solo la punta del iceberg de la burbuja del sistema gasista. La burbuja del gas ya está empezando ya a generar “déficit de tarifa”. En este artículo analizamos esta tremenda burbuja, que supera en mucho la de la generación eléctrica.

Nos encontramos en aquella frontera difusa en que no sabemos que es estado y empresa privada. En que las empresas piden, el estado planifica, licita y concede y cuando algo falla en las empresas, acaban mirando al estado, es decir, a los ciudadanos para que les pague por sus pérdidas. Esta frontera en la que se ha movido el sistema energético español durante décadas ha provocado que los ciudadanos paguemos la energía a precios extravagantes, que, a través de impuestos, paguemos los "fallos regulatorios" acordados por el gobierno con las mismas empresas y que acumulemos deuda a futuro con estas empresas en los llamados 'déficit de tarifa'. A cambio los beneficios siempre van a parar a manos privadas. Una cleptocracia en toda regla que podemos ver ahora claramente manifestada en el almacén A.S.Castor. Un almacén que no es necesario, veremos porqué, y que en caso de no ponerse en marcha deberemos pagar todos los ciudadanos igualmente.

En este artículo vamos a analizar la burbuja del gas que se ha generado en este país, burbuja que muy probablemente terminemos pagando, con los actuales gobernantes, todos los españoles. La planificación energética gasista actual empieza en la última legislatura de Felipe González, es impulsada por Aznar, sigue en la legislatura de Zapatero y se exacerba durante la de Rajoy. Por tanto las responsabilidades de esta cleptocracia no son solo del PP o del PSOE, sino de ambos (y dicho sea de paso, casi siempre con la connivencia de CiU y PNV). Nadie puede achacar el problema a la herencia recibida, ya que todos ellos son responsables.

El tema de los ciclos combinados y su burbuja, que hace que en estos momentos estén operando a menos de un 20% del factor de carga, ha sido bastante analizado, al menos este blog. Pero ahora podremos ver que esto, que ha desbaratado completamente el sistema eléctrico, no es más que un mero efluvio de la tremenda burbuja gasista, un esfuerzo vano para intentar que no reviente a base de generar ingentes cantidades de energía con gas, cosa que requería a toda costa frenar la competencia en generación eléctrica, en estos momentos las renovables y el carbón. Ambas cosas se empezaron a conseguir con el gobierno de Zapatero y ha apretado el acelerador el gobierno actual. Entremos al meollo del asunto. Tómenlo con calma y léanlo en varias partes si es necesario, porque lo que viene es un “tocho”, pero no quiero dejar en vilo a los que les “emocione” la lectura. Una historia que, y créanme que lamento el spoiler, no acaba bien.

Como las unidades en distintas fuentes de información varían, he normalizado todo a Wh y sus múltiplos. Llámenle deformación profesional al trabajar en el sistema eléctrico. Al mismo tiempo me han parecido las unidades más entendibles para los lectores. Para quien quiera verificar las cifras, puede consultar esta tabla de conversión. Es la que yo he usado. Para analizar el sistema debemos analizar el consumo de gas, las potenciales exportaciones y el sistema gasista en si.

Consumo
En el año 2012, según SEDIGAS (la patronal del gas), el consumo de gas de España ascendió a 362.608GWh. Este consumo incluye todo. El gas que consumieron las centrales de ciclo combinado para generar electricidad, el consumo doméstico, el industrial... En total se consumió esa cifra. Esta cifra es importante para el análisis que viene a continuación.

El sistema gasista: regasificadoras y oleoductos
De todos es sabido que España es un país importador de gas. Prácticamente todo (salvo una pequeñísima cantidad procedente de Huelva) se obtiene del extranjero. No obstante hay toda una serie de infraestructuras de transporte del gas hasta nuestra casa o la central de ciclo combinado que son realmente costosas. El gas, por su propia naturaleza, es algo muy complicado de transportar y este transporte requiere de instalaciones específicas y de sistemas especiales. El gas puede transportarse de dos maneras a nuestro país. Por un lado mediante un gasoducto desde los centros de extracción, hasta nuestro país y por otro lado, mediante barco. El transporte mediante barco requiere de un proceso complicado: la licuefacción/regasificación. El gas debe ser licuado en origen para poder ser transportado en barcos. Y una vez llegado a España, deber ser regasificado para ser reintroducido en nuestra red gasista. Por tanto ambos sistemas tienen ventajas y desventajas. El sistema mediante gasoductos tiene la ventaja de permitir un flujo de gas constante, pero la desventaja de que la procedencia no puede variar. El sistema mediante buques tiene la desventaja de la licuefacción/regasificación y que es cadenciado, pero la ventaja de poder venir de cualquier parte del mundo. Una combinación de ambos sistemas nos asegura el suministro.

En España tenemos ambos sistemas, con un pequeño problemilla, que la capacidad del sistema gasista español, es casi el TRIPLE de la necesaria. En estos momentos los gasoductos y estaciones de regasificación existentes son capaces de procesar/transportar el equivalente a 931.549Gwh/h., frente a los 362.608GWh. Para que ustedes mismos vean de que hablamos. Nos sobran 568.941GWh. En los últimos 12 meses la electricidad consumida en España equivale a 243.380GWh. No hagan una correspondencia directa ya que al convertir Gwh gas a eléctricos se pierde el 40% de los Gwh, pero tienen una idea de lo descomunal que es la cifra.

Un dato que abunda más en esto. Solo España tiene una tercera parte de la capacidad de regasificación de Europa. Veamos en detalle el sistema.

Podemos observar el sistema en la imagen (Fuente CNE) que viene a continuación.
 



Veamos en detalle de que hablamos. Estos son los ingresos potenciales en Gwh con las plantas regasificadoras actuales al 100%


Regasificadoras capacidad actual


Nombre Cap. KNm3/h Cap. KNm3/año Gwh/año
Mugardos 413 3.617.880 42.329
Bilbao 800 7.008.000 81.994
Barcelona 1.950 17.082.000 199.859
Sagunto 1.000 8.760.000 102.492
Cartagena 1.350 11.826.000 138.364
Huelva 1.350 11.826.000 138.364
TOTAL 6.863 60.119.880 703.403

Y estos son los ingresos potenciales a través de los dos gasoductos existentes que conectan España con el Argelia
  
Gasoductos España – Argelia


Nombre Cap. KNm3/h Cap. KNm3/año Gwh/año
España – Magreb 1.272 11.142.720 130.370
Medgaz 954 8.357.040 97.777
TOTAL 2.226 19.499.760 228.147

 Con lo cual tenemos que la capacidad de recepción de gas de España es la siguiente.



Total capacidad gasista actual


Nombre Cap. KNm3/h Cap. KNm3/año Gwh/año
Regasificadoras 6.863 60.119.880 703.403
Gasoductos 2.226 19.499.760 228.147
TOTAL 9.089 79.619.640 931.550



¿Qué nos depara el futuro?
Pero todo lo que puede ir a mal, irá a peor. Y la verdad es que a pesar de este sin sentido hay empresas que siguen invirtiendo en esta locura energética, cosa en la que quien les escribe no tendría nada que decir, si los errores empresariales se los comieran las empresas y no el erario público con la connivencia de nuestros dos partidos mayoritarios, PP y PSOE que además se encargan de dinamitar cosas como el autoconsumo, las renovables y la eficiencia energética. Aunque no se lo crean hay plantas regasificadoras en avanzado estado de tramitación. En concreto la de Musel, que hoy ha paralizado un tribunal y que Enagás, a pesar de ello sigue defendiendo a capa y espada, y la ampliación de la de Bilbao. El panorama con estas ampliaciones quedaría así:

 
Regasificadoras capacidad futura


Nombre Cap. KNm3/h Cap. KNm3/año Gwh/año
Capacidad Actual 6.863 60.119.880 703.403
Musel 800 7.008.000 81.994
Ampliación Bilbao 200 1.752.000 20.498
TOTAL 7.863 68.879.880 805.895



Total capacidad gasista futura


Nombre Cap. KNm3/h Cap. KNm3/año Gwh/año
Regasificadoras 7.863 68.879.880 805.895
Gasoductos 2.226 19.499.760 228.147
TOTAL 10.089 88.379.640 1.034.042

Hablamos de más de 1.000.000GWh, una energía equivalente a cuatro veces la energía eléctrica que consumimos, 1.000TWh, 1PWh al año. 

Take-or-pay: la bolsa o la vida
 
Pero, ¿Les dije que todo lo que puede ir mal, irá a peor? Si, se lo dije, y sigue siendo cierto. Porque esta orgía pagada por el ciudadano y consumidor no termina. Fruto de los mismos que hicieron esta planificación aberrante, empresas y estado, estado y empresas (uno ya confunde lo que es uno y otro) algunas empresas como Gas Natural hicieron contratos take-or-pay. Contratos que tenían que llenar toda esta red con un gas que no íbamos a usar. Encima a un precio pactado que, con el tiempo se ha visto alto. En concreto Gas Natural se vio envuelto hace un par de años con un conflicto con la argelina Sonatrach que termino con un laudo arbitral desfavorable a Gas Natural y que le obligo a pagar un 30% más por el gas de lo esperado. 

¿Saben quien pagó este 30% más? Por supuesto, ustedes dirán, esto es un problema de esta empresa. Pero señores, en el mundo del capitalismo las cosas no van así. Tanto tienes, tanto vales. Y usted, señor consumidor, no vale nada, porque solo tiene su humilde salario y eso es nada. Pero Gas Natural tiene mucho dinero, lo cual significa que tiene mucho poder. Y ese poder lo usó para que de una manera u otra usted terminara pagando ese 30% que deberían pagar ellos. Esto provocó un aumento de los costes de la factura del 1%. Lo cual sumado a toda esta ristra de desastres significan que el gas natural ha entrado ya en déficit de tarifa. Pequeño, comparado con la electricidad, pero incipiente y al alza. De momento van 300 millones de €.


Exportación

Pero veamos. Igual no todo es tan desastroso. Porque a través de la red española de gasoductos igual podemos exportar gas a toda Europa. Pues no, a Portugal podemos exportar hasta 126.270GWh y a Francia y resto de Europa 63.852GWh.
Veremos que casi todo es con Portugal, pero Portugal tiene una capacidad de importación muy inferior a los gasoductos que nos unen a él y además una planta de regasificación en Sines, capaz de suministrar todo el gas que ellos necesitan. Así que nos hemos de conformar con las conexiones con Francia. Y además competir con los gasoductos que cruzan Italia, tres de gran capacidad que conectan Argelia con Italia y uno que conecta Libia con Italia.

Conclusión

Habrá gente que me dirá que esto no es libre mercado. Permítanme que les responda. Esto es libre mercado en estado puro. Porque el libre mercado permite amasar capitales. Y amasar capitales permite pagar a políticos y hacer cosas mucho más legales como puertas giratorias o campañas contra los políticos que nos interesan en medios de comunicación a los que compran con su publicidad o, directamente, comprando sus acciones. El libre mercado idílico, en donde nadie interfiere con el otro no existe. El libre mercado es salvaje, todo vale y más si es legal y la fuente de poder es el dinero. Y cuando los que se encargan de hacer las cosas legales no nos atienden a los votantes, sino a los que pagan, pasan estas cosas.

Que sueñen ustedes con los angelitos.

6 comentarios:

  1. En un mercado verdaderamente libre y capitalista no hay político que pueda ser comprado, porque no tienen nada que ofrecer. Manda el mercado y no la puta casta politica. Cuando se compra el poder político el mercado libre deja de existir. Si no queréis que políticos tengan tanto poder dejad de adorar al estado y de concederle legitimidad a esta memocracia de mafiosos. El mercado somos todos.

    ResponderEliminar
  2. Me parece un artículo muy tendencioso. Por ejemplo, es un artículo que habla de datos globales o macroeconómicos y sin embargo mencionas el "palo al autoconsumo". Es un palo, si, pero es irrelevante en el estudio que se hace en el artículo del global. Cualquiera que lo lea no sabría que España tiene el 28% de la potencia eólica de toda la UE, o que ésta cubrió el 18% de la demanda (ambos datos de 2012, www.ree.es). Tampoco me parece bien comparar potencia instalada de nuclear y de ciclo combinado. La función de estos dos tipos de plantas dentro de una red es muy muy diferente. Hacer una regla de tres nos llevaría al engaño de que la salida de Garoña del mercado la podríamos suplir con 233 molinos de 2MW.

    En cuanto a los datos de capacidad de regasificación y de los gaseoductos también es tendencioso. Por ejemplo España podría recibir LNG de Oriente Medio para su regasificación y puesta a disposición del mercado europeo. Lo cual no quiere decir que esté de acuerdo con la planificación energética ni con el sistema en general. Pero tampoco podemos esperar una desvinculación total estado-empresa, porque el estado tiene que poner las reglas para que tengamos una serie de servicios y las empresas siempre exigiran por su parte ciertas garantías. El problema es dónde está el límite, que el límite estoy de acuerdo que está mucho más allá de tomarnos el pelo.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena y muchas gracias por abrirnos los ojos.

    ResponderEliminar
  4. Pues nada, si petan las empresas las sacamos a flote con dinero público, como a los bancos y a las autopistas. A Panrico no, que a Montoro no le gustan los donuts.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que vuelves a las andadas Xavier...

      Pero recuerda que la Unidad de Medida Universal (el dinero-deuda) es totalmente infumable...

      internete
      1234567

      PD: Abrirse ya cuenta de IBUs en sindeuda.org y dejarse morir al euro y al dolar tranquilamente, amigos...

      http://www.youtube.com/watch?v=7zb_QltbR3w

      http://www.youtube.com/watch?v=-NMph943tsw

      Eliminar
  5. El artículo hace unos cálculos demasiado rígidos. La demanda de gas no es constante y sólo se puede almacenar en los depósitos tipo Gaviota o Castor. Y las regasificadoras no están constantemente funcionando al 100%, con barcos llegando puntualmente uno tras otro.

    Me he preguntado si la capacidad de importación cubre el pico de demanda de gas, que es en invierno. En esos momentos se tira de lo almacenado, que luego se va llenando en primavera y verano. Muy pocas veces un almacén está al 100%, porque hay una curva de uso.

    Dividiendo los 362.000 GWh anuales de demanda anual en 12 meses sale una media de 30.000 GWh. O sea, 1 GWh diario. Esa es la capacidad "necesaria" según el artículo (cito "es casi el TRIPLE de la necesaria").

    Según Enagas, el pico mensual en 2013 se dió en enero con 36.400 GWh. Y en 2012 se llegó a 39.400 GWh en febrero. Y si hablamos de demanda diaria, el récord de demanda nacional (o sea, sin contar exportaciones) fue el 17/12/2007 con 1,9 GWh. O sea, el doble de lo que el autor del artículo considera necesario según una demanda constante. ¿A que ya no parece tan desproporcionada la red? Y no hablo de demanda horaria, pero es evidente que no se pide el mismo gas a las cinco de la mañana que a las ocho de la tarde.

    La fuente es http://www.enagas.es/cs/Satellite?cid=1146233690745&language=es&pagename=ENAGAS%2FPage%2FENAG_listadoCombo
    He usado el Excel de diciembre de 2013.

    ResponderEliminar