martes, noviembre 23, 2010

Las asociaciones fotovoltaicas pintan un futuro sombrío para el sector fotovoltaico español

No suelo traer artículos de otros sitios, como mucho los recomiendo por el twitter. En este caso el artículo es tan veraz y hace un dibujo de la situación actual tan ajustada a la realidad, que me como es en inglés. me permito recomendaros la lectura del original a los que entendais este idioma y a los que no la lectura de la traducción que he hecho para vosotros. Disculpad los errores, uno no es un profesional de la traducción. Al final de la traducción cinco detallitos que he querido destacar.

Industria en profundidad
Las asociaciones fotovoltaicas pintan un futuro sombrío para el sector fotovoltaico español.
22 de noviembre de 2010

La continua inseguridad en el marco jurídico para la industria fotovoltaica española, está amenazando de muerte a un sector que ya está seriamente amenazado.

Por Jason Deign en Barcelona

La industria fotovoltaica de España ha comunicado que está organizando una oferta de última hora en un último intento por garantizar su supervivencia.

La asociación de productores de energías renovables, APPA, declaró que el Ministro de Industria, Turismo y Comercio (MITYC) fue “en busca de la destrucción de la industria fotovoltaica después de paralizarla durante los dos últimos años”.

Mientras tanto, la asociación de la industria fotovoltaica, ASIF, prevé que España pierda casi 5.000 millones de € y 40.000 puestos de trabajo hasta el 2020, si el sector desapareciese “debido a la pérdida de apoyo del gobierno”. ¿Están realmente las cosas tan mal? Lamentablemente, parece que sí.

Las asociaciones “se están empezando a poner duras, ya que tienen una responsabilidad con sus miembros, pero realmente no creemos en un futuro positivo para España” admite Josefin Berg, consultor-analista de la firma con sede en Barcelona IHS Emerging Energy Research.

“Si se aprueban los recortes propuestos, la fotovoltaica en suelo en España está muerta. Simplemente no existe rentabilidad para ella. Hay alguna posibilidad que el mercado de los tejados pueda tomar el control, pero es un mercado aún relativamente inmaduro”.

Sería un triste final para una industria que hace apenas dos años estaba siendo elogiada como líder mundial, gracias a una prima respaldada por el gobierno del 575% por cada kWh vendido a las compañías eléctricas.

Grandes tentaciones
“Las tentaciones que ofrecía el gobierno eran tan importantes, y el negocio tan simple, que sus objetivos se superaron ampliamente, poniendo la sostenibilidad del sector en peligro”, dice el portavoz del MITYC, Emilio Jarrillo Ibáñez.

“El hecho es que la promoción de parques fotovoltaicos dejó de ser meramente una cuestión de energía y se convirtió en un lugar para los especuladores que solo se interesan en las generosas primas”.

“Si bien el Plan de Energías Renovables prevé 400MW de instalaciones fotovoltaicas para el 2010, solo en 2008 se instalaron 2.700MW, lo cual convirtió a nuestro país en el mayor mercado fotovoltaico del mundo”.

El resultado, de acuerdo con la información del MITYC, es que en 2009 los consumidores españoles de electricidad subvencionaron a la industria en 3.000 millones de €, equivalente a 430€ por MWh, a pesar que la fotovoltaica solo representó el 2% de la electricidad de España en ese mismo período (1).

En mayo de este año, ese nivel había subido al 3,1% pero la fotovoltaica recibía mayores subsidios, 288 millones de €, que la energía eólica, que con 171 millones de € contribuyó con el 16% (2)

“Estos datos demuestran que existe una disparidad entre el apoyo a la fotovoltaica y su contribución al sistema energético”, dice Ibáñez.

Recorte de subvenciones
El sector fotovoltaico reconoce esto y no se opone a la reducción de las subvenciones. “Estamos de acuerdo con la reducción de las primas”, dice Tomas Díaz, director de relaciones exteriores de ASIF. De lo que se quejan las asociaciones es de que el MITYC no se ha movido lo suficientemente rápido para clarificar el régimen jurídico de la industria.

“El gobierno empezó una campaña de inseguridad jurídica que ha generado mucho miedo”, dice Díaz. “Debido a esto, la financiación ha sido bloqueada. Los bancos dicen que no hay fondos, sin importar el cliente que se lo pide”.

Esta ha sido la situación en los últimos dos años, y sigue siéndolo en la actualidad (3). La nueva legislación para el sector fotovoltaico debía haber visto la luz el pasado julio, pero todavía no lo ha hecho y se espera su aprobación en algún momento de este mes.

Y mientras Ibáñez insiste en que el gobierno “apoya sin reservas las energías renovables” y “en particular, la opción fotovoltaica”, Díaz cree que el MITYC puede tener sus manos atadas por los intereses creados de las potentes empresas eléctricas de España.

En paralelo con el compromiso de España con la energía renovable, que actualmente suministra el 39% de las necesidades energéticas del país, prácticamente cubriendo el objetivo del 40% para el 2020 (4), las empresas eléctricas han invertido de manera importante en los últimos años en plantas de gas, “sin que nadie se lo pidiera”, dice Díaz.

Intereses críticos
Con las energías renovables subvencionadas inundando el mercado, Díaz estima que muchas de esas plantas (5) están operando al 30% de la capacidad, dando a sus propietarios un fuerte incentivo para hacer de lobby y presionar al gobierno en contra de continuar apoyando a la fotovoltaica.

Berg, de Emerging Energy Researche está de acuerdo con este punto de vista. “Hay muchos intereses que son críticos con las energías renovables, especialmente la fotovoltaica”, dijo. “No está claro si el gobierno quiere salvar a la fotovoltaica. Las eléctricas están en contra de ella”.

A este ritmo, pronto no habrá mucho que salvar. El empleo en este sector ha caído desde el máximo de 2008 de 15.400 trabajadores a tiempo completo y 26.300 a tiempo parcial hasta 11.604 trabajadores a tiempo completo y 2.071 a tiempo parcial en 2010.

El empleo a tiempo completo en realidad aumentó un 3% entre 2009 y 2010, pero fue consecuencia de que las empresas españolas se centran principalmente en crecer en el extranjero, dice Díaz. En casa “el sector está en descomposición”.

“No hay manera que se aprueben nuevos proyectos si los bancos no nos dan crédito. El año pasado al menos aún recibíamos emails de gente interesada en trabajar en el sector. Ahora ni siquiera tenemos eso. Ahora tenemos simplemente ese tipo de silencio que uno encuentra en el cementerio”.

Mis comentarios

(1) El MITYC como siempre redondea hacia hacer quedar mal la fotovoltaica. Según la CNE, que es la que paga y por tanto la más autorizada para dar la información, en 2009 las primas fueron de 2.812 millones de € y la aportación del 2,26%
(2) Por algún motivo el periodista ha dividido las cifras por 10. Las cifras correctas son 2.880 millones de € en fotovoltaica y 1.710 millones de €. La aportación de la eólica era del 15% no del 16%.
(3) El artículo está escrito ayer, antes de la publicación del nuevo Real Decreto que se ha conocido hoy.
(4) Se refiere no al global de la energía consumida en España, sino solo de la energía eléctrica.
(5) Se refiere a las plantas de gas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada